JORNADAS POPULARES MADRID

Nuevo logo PP Madrid

JORNADA III

LA PERSONA EN EL CENTRO

MANIFIESTO POLÍTICO SOBRE ‘LA PERSONA EN EL CENTRO’

Jornadas Populares 2022 – 2023

Partido Popular de Madrid

• España cuenta con el segundo índice de natalidad más bajo de Europa y uno de los más bajos del mundo. En estas circunstancias, el reemplazo generacional se hace imposible. Esto no solo afecta al sistema de pensiones, compromete al conjunto de la economía. Pero el empobrecimiento al que nos enfrentamos no es solo material, es también social, emocional y afectivo. La soledad forzada y prolongada puede comprometer la salud en general y la salud mental en particular.
• Sorprende que una amenaza de tal envergadura sea ignorada por la mayoría de los poderes públicos. La Comunidad de Madrid está movilizando recursos por valor de 4.500 millones de euros en el plan de natalidad más ambicioso de la historia de España. Ochenta medidas que incluyen ayudas directas de 15.000 euros por hijo, deducciones fiscales, nuevas facilidades para conciliación y acceso a la vivienda o la construcción de nuevas guarderías.
• Nuestro modelo de familia es una construcción histórica, como todo lo humano, hecha a lo largo de siglos. Las raíces de nuestra familia occidental y el derecho se hunden en Grecia y Roma: el matrimonio y el nasciturus, ambos hoy despreciados. La nuestra es una construcción occidental y propia de nosotros como españoles, mediterráneos e hispanoamericanos.
• En otras culturas la familia es únicamente la ‘familia nuclear’, padres e hijos, en España la familia incluye a todos: abuelos, algunos primos, tíos. De un tiempo a esta parte, sin embargo, en España se está asumiendo como propio aquel concepto y muchas familias se han aislado,
renunciando al importante papel que desempeñaron tíos, abuelos, primos, profesores o médicos. Las familias son cada vez más pequeñas, perjudicando la crianza y multiplicando el riesgo de soledad.
• En España el papel de los abuelos es fundamental. En otras culturas, los abuelos, una vez jubilados, empiezan una nueva vida al margen de la familia en otros países o zonas climáticas. Aquí, antes y después de la jubilación, los abuelos viven para su familia, poniendo gran parte de su pensión al servicio de todos. Para muchos nietos sus abuelos han sido igual o más importantes que sus propios padres.
• Además, se da la circunstancia de que los nuevos mayores han disfrutado de una época de estabilidad económica y social única en la historia y cuentan con una de las mayores esperanzas de vida del mundo. Esto significa que, además de fundamentales para sus familias, son la primera generación de mayores que están en condiciones de seguir aportando a la sociedad, si esa es su voluntad.
• El desempleo, la inflación, la precarización de los salarios o el precio de la vivienda pueden disuaden a muchos jóvenes de formar su propia familia. Pero la crisis de natalidad no responde a razones exclusivamente materiales.
• Existe un discurso político que, amparado en versiones extravagantes del feminismo o el ecologismo, busca convertir la maternidad en algo sospechoso o directamente reaccionario. Movimientos políticos que son hostiles a la mujer como tal mujer.
• Los movimientos derivados de las doctrinas de género van contra la mujer como núcleo de la esencia personal en torno a la que se construye en Occidente. Se trata de movimientos que colectivizan e instrumentalizan a las minorías en contra del concepto de familia.
• Se está llegando al disparate de considerar que traer hijos al mundo produce huella ecológica o frena el ‘empoderamiento’ femenino. Se trata de una mezcla de manipulaciones ideológicas y errores que vienen de los materialismos, el afán desmedido de seguridad, el resentimiento y el olvido de quiénes somos.
• Por eso, es clave no ideologizar la familia. Que no se colectivice. Que no se la instrumentalice. Los poderes públicos están para servir a la familia, no para servirse de la familia.
• La familia debe tener mayor presencia en la agenda pública y política, también las familias numerosas, que hacen un gran esfuerzo por sacar a sus hijos adelante. O las madres autónomas, con grandes dificultades para hacer compatible su vida laboral con las necesidades de sus hijos. De igual modo, los poderes públicos deben reconocer el importantísimo papel del padre o dar más información sobre las consecuencias que para una mujer supone el aborto.
• En muchos casos, la ausencia de una familia tiene consecuencias negativas para la salud mental. Algunas psicopatologías y muchos casos de soledad no deseada tienen su origen en la falta de un proyecto vital compartido.
• En España se prescriben más del doble de psicofármacos que antes de la pandemia. Cada día se suicidan 11 personas en nuestro país y ya triplica las muertes por accidentes de tráfico.
• Desgraciadamente, algunas ideologías están tratando de buscarle rentabilidad política a este drama social y establecer la precariedad material como causa única, principal y exclusiva de la mala salud mental. De nuevo, es preciso abordar el problema de manera aséptica y en base a criterios estrictamente técnicos y no apriorismos ideológicos.
• La soledad está llevando a muchos jóvenes a ser víctimas de abusos, de acoso o de acercarse a las drogas, situaciones que constituyen la mayor renuncia a la libertad y la mayor amenaza. Lo mismo ocurre con otras adicciones o el mal uso de la tecnología o los videojuegos, que acaban teniendo efectos devastadores sobre la salud mental.
• De igual modo, creemos que determinadas políticas educativas desincentivan el esfuerzo, generan apatía y provocarán el naufragio emocional de muchos jóvenes cuando tengan que enfrentarse a la vida real. Creemos que el esfuerzo y la disciplina son fundamentales para abrirse camino en la vida.
• La solución a los problemas de la maternidad tardía, de la soledad, de envejecimiento de la población, la vivienda o el transporte están en la familia, hecha de muchos, que se ayuda y donde la vida de todos importa a todos.
• La familia nos protege, pero también nos reta, nos pone a prueba, es una responsabilidad, pero es real, es verdadera y eso es lo que importa. Reivindiquemos esa forma de vida. Superemos el materialismo, el egoísmo y el miedo. La vida es esencialmente incierta, una aventura, precisamente por la libertad de la que disfrutamos.

 

 

Nuestras Jornadas

Ecología y cambio climático

Jornada I

ECOLOGÍA Y CAMBIO CLIMÁTICO

Juventud

Jornada II

Juventud

Congreso NNGG

La persona en el centro

Jornada III

La persona en el centro

El valor del esfuerzo

Jornada IV

El valor del esfuerzo

Vivir a la Madrileña

Jornada V

Vivir a la Madrileña

Buzón abierto a la sociedad

Es fundamental la implicación de la sociedad madrileña en este proceso. Por ello te pedimos que nos hagas llegar tus ideas, propuestas o inquietudes sobre los asuntos que trataremos en las Jornadas Populares. ¡Te escuchamos!